Ser extranjero: una invectiva no solicitada

mayo 25, 2013

Impresiones

En el periódico El País del sábado 25 de mayo de 2013 (fecha patria en mi país, dicho sea de paso) se edita el artículo titulado “Fuera matones de nuestro Twitter”, del periodista y escritor italiano Roberto Saviano en traducción castellana de Juan Ramón Azaola. En el mismo el autor dice: “[i]nsultar en las redes sociales no es libertad de expresión, sino una manera de difamar de gente que se nutre, como parásitos, de la fama de los demás y no construye una sociedad más sincera, sino peor”. Si por insultar se entiende, según el diccionario de la Real Academia Española, como “ofender a alguien provocándolo e irritándolo con palabras o acciones”, entonces soy culpable de ello, aunque no sé si mis palabras puedan irritar a nadie aparte de mí. Y si por difamar se entiende, según el mismo diccionario, como la acción de “desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama”, pues entonces de esto también soy culpable, aunque no creo que mis palabras logren nada de eso ni mucho menos. Claro está que aquí tomo las palabras de Saviano fuera de contexto, hasta cierto punto, para dar inicio a esta invectiva que tiene la intención, como parásito, de nutrirse de los famosos para tratar de poner en su lugar algunas cosas que, a mí parecer, son injustas.

Al nombrárseme director y profesor titular del programa de la universidad Dickinson College en España, entre otras cosas, se me había pedido que intentara restablecer la presencia de dicha institución en España y en particular en Málaga. La institución universitaria Dickinson College, para el que no lo sepa, ha mantenido una relación muy estrecha con la ciudad de Málaga, con su universidad y con muchísimos de sus centros culturales durante casi 28 años, gracias a la incansable tarea de directores y profesores titulares como Arturo Fox, Enrique Martínez Vidal, Grace Jarvis, y Mark Aldrich. Ellos y otros trabajaron mucho para establecer y mantener esta presencia en la comunidad malagueña.

Al llegar a Málaga y al iniciar mis gestiones como director y profesor, me puse en contacto de inmediato con entidades amigas que siempre estuvieron dispuestas a trabajar con Dickinson College; así propuse colaborar con estas organizaciones para llevar a cabo un ciclo de poesía y prosa que trajera a la ciudad de Málaga nombres importantes de diferentes lenguas. La idea fue recibida de muy buena gana y como representante de la universidad Dickinson College me comprometí a colaborar no sólo con la organización, incluyendo la tarea de traducción, sino también con dinero. Y, de hecho, Dickinson College financia aproximadamente el setenta por ciento de este ciclo. También propuse la organización de un congreso para celebrar los cuatrocientos años de la publicación de las Novelas ejemplares de Cervantes; la propuesta también fue bien recibida. La organización del congreso recae en mí en un cien por ciento; la financiación del mismo recae, en un cien por cien, en la entidad que represento. El Ateneo de Málaga, el Museo Picasso Málaga, y el Museo Carmen Thyssen Málaga han ofrecido de manera totalmente gratuita sus instalaciones en las cuales se llevarán a cabo las ponencias de catorce prominentes filólogos procedentes de diversas partes del mundo; no me alcanzan las palabras para expresar mi agradecimiento a estas tres instituciones que desinteresadamente han ofrecido su colaboración.

A mi llegada a Málaga Pedro Martín-Almendro, de la Fundación Málaga, que siempre ha estado dispuesto a colaborar con la universidad Dickinson College, hizo posible, sin siquiera yo pedirlo ni sugerirlo, una entrevista con Antonio Javier López que sería luego publicada en el Diario Sur de Málaga y en la que se anunciaban estas actividades ya concretadas. Quede esto como testimonio.

Lamentablemente, poca gente tiene conocimiento de estas cosas, en parte porque los periódicos, por razones que no comprendo, se han propuesto ignorar a la universidad Dickinson College; quizá en parte por mi falta de experiencia en lidiar con los medios de comunicación; quizá en parte porque proceda de una cultura diferente y no acabe de comprender cómo se maneja la política en este país; quizá por simple ignorancia de mi parte y a causa de la cual no he sabido hacer conocer al público malagueño de qué manera mi universidad participa en la comunidad en la que actualmente vivo.

En una rueda de prensa, a la hora de anunciar oficialmente estas y otras actividades, a pesar de haber estado yo presente en representación de la universidad Dickinson College, el Diario Sur, en edición de papel, publicó un artículo bajo el título “Caballero Bonald y Tranströmer, en el nuevo ciclo del Centro del 27” sin mencionar a la institución americana hasta la última línea, y muy de pasada, pero atribuyéndole créditos, en un cien por cien, a otras instituciones y entidades malagueñas. Todo esto a pesar de que en páginas pertinentes se aclara la participación de mi universidad. No sólo Diario Sur omitió mencionar a la universidad Dickinson College de la debida manera; muchos otros periódicos y agencias de noticias no sólo no nos dieron crédito sino que ni siquiera nos mencionaron. Después de horas invertidas en comunicados a todos los centros de información que pude contactar, comenzaron a incorporar el nombre Dickinson College en sus versiones en línea.

Me enfadé, me quejé, hasta me promulgué en huelga y como un niño caprichoso me negué a ir a cenar con nuestro primer invitado la noche de apertura del ciclo “A cielo abierto”; una chiquilinada, lo sé. En consecuencia, porque el que no llora no mama, José Luis González Vera, en un blog del periódico La Opinión de Málaga, realizó una nota muy bonita titulada Dickinson College y que nos reivindica. De esta manera, un poco más conforme, continué sentándome en la mesa de presentadores y ponentes de cada una de las lecturas, hasta el pasado jueves 23 de mayo de 2013.

El pasado jueves 23 de mayo de 2013 fue una ocasión muy especial y un momento que muchos malagueños esperaban con orgullo y ansiedad: el flamante Premio Cervantes visitaría la ciudad como invitado a participar del ciclo “A cielo abierto”, con el que Dickinson College colabora. Para gran sorpresa mía, el invitado recién supo a su llegada, en la estación de trenes, que la universidad Dickinson College participaba de manera activa en el ciclo. La lectura del gran José Manuel Caballero Bonald fue, como era de esperarse, magnífica y magistral, y así lo dieron a conocer muchísimos periódicos. Entre ellos, por supuesto, Diario Sur, y también el importantísimo El Mundo. Ni uno ni el otro menciona a Dickinson College, ni siquiera una sola vez. A pesar de todo.

El pasado jueves 23 de mayo de 2013 fue una ocasión muy especial y un momento que muchos malagueños esperaban con orgullo y ansiedad. Para mí fue un momento decisivo: Me doy por vencido. Ya no volveré a intentar esclarecer estas injusticias.

Los españoles no le han dado a la universidad Dickinson College el reconocimiento que se merece. But guess what? En los Estados Unidos sólo un periódico lo hizo. Ni siquiera Dickinson College, la institución que represento, se ha molestado por darse crédito a sí misma; nada, absolutamente nada sobre esto se puede hallar en sus páginas web o en versión impresa.

Creo que es verdad lo que dicen: cuando uno se convierte en extranjero es extranjero en todos lados.

 

Gracias Roberto Saviano, por darme pie para insultar, como parásito de los famosos, a los famosos.

Anuncios
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: