Paseo Marítimo Ciudad de Melilla

diciembre 10, 2013

Impresiones

– En memoria de Maia Soto

Me cuesta mucho, pero cuando lo logro me gusta; me gusta mucho. Me gusta salir por la mañana fría, sentir que el cuerpo se torna azulado y poco a poco ese azul se desvanece. Me gusta sentir el aire gélido calentándose en los pulmones. Me gusta respirar el olor del Mediterráneo. Me gusta oír las olas golpear con fuerza las rocas del espigón; quizá porque este mar siempre está quieto. Lo que se sale de la norma siempre me agrada, y desconozco la razón. Me gusta el sabor a sal que se adentra en mí. Me gusta extender la mano y apreciar la textura de este día. Y mientras me deslizo por el Paseo Marítimo me gusta contemplar las diferentes tonalidades del cielo a medida que también los minutos se deslizan.

Y me repito: ‘no te queda mucho tiempo aquí, aprende a disfrutarlo’. Y hoy, mientras me lo repito, veo que uno de los muchísimos gatos que pueblan el lugar cruza la calle desierta; mira hacia uno y otro lado a medida que avanza. Él, que tiene siete vidas (y en algunos lugares nueve), es precavido. Yo, que tengo sólo una, también debería serlo.

Anuncios
, , , , , , , , , ,

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: